¿Qué aprenderá en este módulo?

En este último módulo de aprendizaje daremos continuidad a los contenidos trabajados en el módulo anterior, donde revisamos todos aquellos momentos relacionados con el diseño, publicación, ajustes y firma de convenios de desempeño. En este módulo conoceremos dos momentos que se dan con posterioridad a la firma y que son de vital importancia para otorgarle su real funcionalidad al Convenio de desempeño como una herramienta que nos permita gestionar y evaluar el desempeño del director.

De esta forma, los momentos que revisaremos a través de este módulo son los siguientes:

Se espera que al finalizar este módulo usted sea capaz de:

  • Comprender y valorar la función del convenio como una herramienta de gestión del desempeño que opera a través de un proceso de seguimiento.
  • Comprender las implicancias del carácter evaluativo del Convenio de desempeño para la toma de decisiones informada, en pro de la mejora escolar.

Como en los módulos anteriores, encontrará las respectivas cápsulas teóricas correspondientes a los dos momentos a definir, así como actividades y apoyos gráficos que le permitirán lograr una mayor profundización de contenidos, logrando un aprendizaje más significativo al poner en práctica las nociones adquiridas.

Temario

  • Cumpliendo su función como herramienta para la gestión y evaluación del desempeño: momentos clave 6 y 7

“El problema del convenio, no es el convenio en sí mismo, sino que podría ser mal utilizado. La idea es contar con sostenedores que efectivamente estén preocupados no solo de evaluar el cumplimiento de nuestros compromisos sino de dar también oportunidades para conversar y analizar cada situación, a fin de fortalecer nuestra gestión y -por ende- aportar a la mejora escolar. No es la idea entregar un informe de cumplimiento y que pasen meses antes de recibir retroalimentación, cuando quizás ya es demasiado tarde para arreglar las cosas”. Director.

Sobre la base de antecedentes políticos, históricos y legales, descubrimos cómo los convenios de desempeño pueden tener un impacto positivo, no solo como una herramienta de evaluación del desempeño sino también como una carta de navegación para los directores, que permite gestionar su desempeño, en alineación con otras herramientas de planificación para la mejora escolar. De esta forma, se abordaron todos aquellos aspectos relacionados con su diseño y estructura, a nivel de componentes y procedimientos clave, que nos permitirán implementarlo como una herramienta más de trabajo en cada establecimiento.

A continuación, profundizaremos en dos importantes momentos que guardan relación con aspectos funcionales del Convenio de desempeño y que son aquellos que permitirán una toma de decisiones informada y responsable por parte de ambos actores, focalizada en la mejora escolar, a través del seguimiento y evaluación de este convenio. Recordemos que no solo es el director quien toma el compromiso de cumplimiento de metas, sino también el sostenedor como agente activo en todo el proceso cuya tarea no culmina con la firma del convenio.

Un claro ejemplo de ello es la Ley SEP, única en su clase por conectar explícitamente los procesos de mejoramiento con la asignación de recursos financieros, reconociendo que existen grupos de estudiantes que –por sus condiciones socioeconómicas- requieren de mayores apoyos, pero donde los alcances de los beneficios son a nivel de comunidades educativas completas.

Iniciativas como estas y cambios como los que hoy vive el sistema escolar chileno, exige por parte de los sostenedores no solo un despliegue de recursos personales relacionados con aspectos administrativos y financieros, sino también aquellos relacionados con lo técnico-pedagógico, desde la planificación y la gestión de proyectos educativos, donde rendirá cuenta acerca de resultados académicos derivados de procesos que debe conocer a cabalidad.

Así también, y en el marco del actual proyecto de ley que crea el Sistema de Educación Pública, se espera que los futuros Servicios Locales de Educación, a través de los establecimientos educacionales de su dependencia, provean el servicio educacional en los niveles y modalidades que corresponda, debiendo orientar su acción de conformidad a los principios de la educación pública, velando por la mejora continua de la calidad del servicio educativo, según las particularidades de su territorio, promoviendo el desarrollo de todos los establecimientos educacionales de su dependencia.

A continuación, los invitamos a revisar los dos últimos momentos esenciales en el diseño y seguimiento de los convenios de desempeño.

El seguimiento del Convenio de desempeño, como hemos mencionado, es de vital importancia en relación a la función de gestión del desempeño del director.

El propósito del seguimiento no consiste únicamente en constatar el nivel de avance hacia el logro de las metas comprometidas. También permite evaluar en qué medida se están realizando las acciones pertinentes para este logro, y si es necesario realizar modificaciones durante el año en el tipo de acciones que se están realizando, en la forma como se están implementando, y si -en función de lo anterior- es necesario modificar los términos del convenio, al momento de realizar la evaluación anual.

Dependiendo del tipo de indicadores y metas a los que se está realizando el seguimiento, este podrá realizarse en distintos niveles:

A continuación se presentan algunos ejemplos acerca de qué aspectos podríamos observar al momento de realizar el seguimiento de ciertos indicadores:

Nota: Estos ejemplos son referenciales y no constituyen prescripción. Se recomienda siempre que el seguimiento sea planificado tras un análisis acabado del Convenio de desempeño y las situaciones específicas que se vayan presentando.

RECURSOS DE APOYO

Orientaciones para implementar esta etapa

Se sugiere que el seguimiento de los convenios de desempeño tenga un carácter formal, y que las fechas para su realización estén especificadas en el convenio. En este sentido, se sugiere que el seguimiento se realice –como mínimo- tres veces al año a fin de llevar un adecuado control y una toma de decisiones atingente respecto de acciones remediales que podrían implementarse para el cumplimiento de metas.

A continuación se presenta una propuesta de seguimiento que puede orientarlo respecto de cómo implementar esta etapa. Recuerde que se trata solo de una sugerencia y que usted puede adecuar u optimizar de acuerdo a la dinámica de su labor con los establecimientos:

Si tomamos el mismo ejemplo utilizado para describir los distintos componentes del Convenio de desempeño, es posible imaginar la siguiente situación en esta etapa de seguimiento:

Previo a la primera instancia de seguimiento, el director del establecimiento observa que la cantidad de agresiones entre estudiantes que están siendo abordadas de acuerdo a los protocolos institucionales dista de la meta comprometida para el año.
Al analizar las posibles razones que explican esta situación, el director detecta una falta de conocimiento de estos protocolos en parte de su equipo. A partir de este seguimiento, se propone en consecuencia elaborar e implementar un plan de capacitación del personal del establecimiento, en relación a estos protocolos.
El sostenedor aprueba esta iniciativa y plantea al director las siguientes expectativas en relación a la próxima instancia de seguimiento: haber implementado la capacitación, y haber logrado un avance respecto de la proporción de agresiones entre estudiantes abordados de acuerdo a los protocolos institucionales.


Diciembre es el momento del año en que el sostenedor realiza la evaluación de los convenios de desempeño de los directores de establecimientos de su comuna.

En la fecha acordada y establecida en su Convenio de desempeño, cada director debe enviar al sostenedor un informe (al final de esta guía encontrará una propuesta de informe de evaluación anual) indicando el nivel de cumplimiento de los objetivos y metas establecidas, y adjuntando los documentos que constituyen los Medios de verificación de los logros obtenidos, así como también otros que respalden sus argumentos en caso de no cumplimiento de metas.

Se sugiere que posteriormente al envío de este informe, sostenedor y director se reúnan, también en la fecha acordada y establecida en el convenio, con el propósito de evaluar dicho informe. En esta instancia, se sugiere que el director complemente la información ya proporcionada y responda a las dudas planteadas por el sostenedor, en particular respecto del eventual incumplimiento de metas.

Al igual que en las instancias de seguimiento, se sugiere que en esta etapa el director presente una propuesta de acciones remediales para el año siguiente, en el caso de no cumplimiento de una meta.

Adicionalmente, si ambos lo estiman pertinente, ésta es también la ocasión para incorporar modificaciones al convenio.

Se recomienda que, a modo de monitoreo del convenio, el sostenedor establezca un acta o registro del grado de cumplimiento de las metas acordadas, y de los acuerdos convenidos en relación a la implementación de un plan remedial o de la modificación del convenio.

En caso de que el jefe DAEM o de la Corporación Municipal considere, en virtud de las consecuencias establecidas en el convenio, que la desvinculación del director es necesaria, debe entregar al sostenedor la evaluación que ha realizado del director, especificando los argumentos que en su criterio justifican la decisión, así como los medios de verificación que avalan la situación.

Si el sostenedor procede a esta desvinculación, se debe realizar un nuevo llamado a concurso para ocupar el cargo vacante.

En resumen..

CÁPSULA GRÁFICA

Cerremos este módulo recordando… los momentos para la elaboración y seguimiento de convenios de desempeño

En esta infografía se resumen los siete momentos con sus elementos más importantes a considerar en el paso a paso para elaborar y dar seguimiento a los convenios de desempeño. Recordar ciertas claves, nos permitirá tener claridad sobre el proceso global.

ACTIVIDAD DE CIERRE

Optimizando el diseño de los convenios de desempeño

Para cerrar esta unidad y la Guía Metodológica, lo desafiamos a optimizar el diseño de un Convenio de desempeño, poniendo en práctica los aprendizajes logrados a través de la lectura de los módulos 3, 4 y 5.

EN EL MÓDULO 3 identificamos, definimos y dimos ejemplos acerca de todos aquellos componentes que debemos considerar al estructurar un Convenio de desempeño, estableciendo el rol que tanto sostenedor como director deben desempeñar en esta tarea. Por otra parte, reforzamos la importancia de la relación de los convenios de desempeño con otras herramientas para la mejora escolar, a la hora de plantear los objetivos de este convenio y definimos conceptos clave que nos permitirán elaborar convenios de desempeño con un entendimiento apropiado.

EN LOS MÓDULOS 4 y 5, además, seguimos la ruta de aquellos momentos claves para la elaboración y seguimiento de los convenios de desempeño, desde la recopilación y análisis de antecedentes para su diseño hasta aquella evaluación que permitirá tomar decisiones estratégicas respecto de la gestión del director y su continuidad como líder en el establecimiento a cargo. Conocer el “paso a paso” que guiará nuestro proceder es vital para cumplir a cabalidad con esta tarea tan importante, de forma ordenada.

Esta actividad, le permitirá poner en práctica tanto lo aprendido, a través de una actividad práctica que consiste en analizar un Convenio de desempeño cualquiera, en relación a criterios relacionados con los componentes y momentos trabajados.

Finalizaremos esta actividad y el Módulo 5, reflexionando sobre los niveles en que podemos optimizar nuestros convenios de desempeño.

Instrucciones

I. Análisis de diseño: componente a componente

Tome un Convenio de desempeño que se haya elaborado en los últimos años y que, idealmente, tenga más de tres años de vigencia, dele una lectura ligera y luego examine el cuadro de análisis que presentamos a continuación.

Aplique esta plantilla para el análisis y evaluación de componentes al documento completo, lo cual le permitirá determinar si los diferentes componentes están expresados adecuadamente y si requieren de cambios ya sea a nivel de incorporación o modificación de componentes. Si el componente no está presente, señalar.

Le recomendamos que esta planilla sea desarrollada en programa Excel, pudiendo ajustar el número de filas según la estructura del convenio escogido, y agregando filas a voluntad según el desglose de indicadores, metas y otros componentes.

II. Análisis de la implementación: momento a momento

Tome el convenio ya analizado en relación a sus componentes, además de todos aquellos insumos o evidencias que le permitan examinar su proceso de implementación: documento publicado a través de las bases del concurso, convenio firmado, propuesta de ajustes realizada por el director, actas para la incorporación de ajustes, pautas o informes de cumplimiento de objetivos, pautas o informes de seguimiento realizado por el sostenedor, informes de evaluación, entre otros.

III. Análisis evolutivo y global de un Convenio de desempeño

En relación al convenio analizado, le recomendamos realizar el ejercicio de evaluarlo desde el primer al último año de vigencia, a fin de observar la evolución de las mediciones, así como de las acciones remediales, los cambios implementados y la aplicación de las consecuencias previstas. Todo esto con una mirada crítica y constructiva, donde se realice –además- un análisis global, lo cual le dará una idea acerca de cómo mirar estos procesos en el futuro.

Para ello, le sugerimos llenar el siguiente cuadro:

Descargar el documento editable de este ejercicio desde aquí

 IV. Conclusiones

Registre sus principales conclusiones respecto del análisis realizado, mencionando aquellos puntos relevantes que guiarán su labor a futuro respecto de la elaboración, implementación, seguimiento y evaluación de convenios de desempeño.

ACTIVIDAD DE CIERRE

Optimizando el diseño e implementación de los convenios de desempeño

¿Podemos mejorar en cuanto al diseño de convenios de desempeño?

Sin duda, podemos optimizar tanto el diseño como la implementación de los convenios de desempeño, desde dos aristas fundamentales: proceso y producto, según explicamos a continuación:

Optimización del proceso: Al conocer todos aquellos componentes y momentos fundamentales que nos permitirán diseñar e implementar convenios de desempeño, nos aseguraremos de realizar cada tarea con mayor rapidez y fluidez, reduciendo las posibilidades de errores. Esto permite generar autoconfianza y seguridad en los involucrados en cada fase, sobre la base de la expertise en relación a este proceso, y garantiza –en gran parte- el cumplimiento de los plazos programados para cada tarea, rebajando la carga horaria dedicada a esta labor y aliviando a los actores implicados.

Optimización del producto: El conocer cada componente con profundidad y el saber establecer relaciones con otros aspectos (antecedentes, contexto, expectativas, otras herramientas para la mejora), le da mucha más coherencia y atingencia al convenio, el cual logra convertirse en un aporte efectivo para la gestión y evaluación del desempeño. Al realizar un “trabajo bien hecho”, reducimos la posibilidad de error y, a la vez, la cantidad de ajustes a sugerir, lo cual también tiene impacto en el cumplimiento de plazos.

El rol del sostenedor en esta optimización es clave: son protagonistas de este proceso y representan un referente en cuanto a la implementación de los convenios de desempeño, en un escenario donde los roles de los líderes educativos han cobrado más fuerza y se han redefinido.

Finalmente, le invitamos a preguntarse:

  • ¿Qué desafíos tengo por delante a partir de este conocimiento adquirido?
  • ¿Qué necesito para poder desempeñar este rol de líder intermedio, implementando los convenios como una herramienta para la mejora escolar, gestionando y evaluando el desempeño de mis directores de forma efectiva?
  • ¿Cómo, desde mi rol, puedo transmitir este conocimiento a otros profesionales involucrados en el proceso?
  • Por último, ¿Cuáles son mis expectativas respecto de esta implementación? ¿Qué estoy dispuesto a entregar de mí para cumplirlas?